ELearning apostando por un modelo’a lo Star Wars’

ELearning apostando por un modelo’a lo Star Wars’

Los icónicos hologramas que en la saga de fantasía transmitían un mensaje a los miembros del Imperio, o la República, sirven de inspiración para la educación.

Pensar que puedes tener un maestro remoto en casa o tomar una clase usando herramientas como la realidad virtual son opciones para seguir educándote. Y si bien puede parecer que solo los estudiantes de medicina o ingeniería deberían aprender a usar estas herramientas para su capacitación, el enfoque de las empresas de tecnología educativa también se está desplazando hacia la educación ejecutiva.

Un informe de la firma HolonIQ indicó que el mercado global de EdTech, o empresas de tecnología enfocadas a la educación, ha crecido un 16,3% en 2020 y que para 2025 alcanzará una facturación media de 404.000 millones de dólares a nivel mundial. Sin embargo, dentro de esta vertical, se empieza a desarrollar el uso de la realidad virtual y la realidad aumentada por parte de las empresas.

“Hay que marcar la diferencia entre uno y otro porque es una realidad que la realidad virtual es más cara y menos accesible que la realidad aumentada, y esto se refleja en las evoluciones del mercado, no solo educativo, sino en general de soluciones empresariales, Roberto Celestino, responsable de innovación digital de everis Brasil, dijo a Expansión.

Un informe de Research and Markets indica que el mercado asiático en particular experimentó un crecimiento del 16,5% en la aplicación de avatares y aplicaciones educativas que utilizan la realidad virtual en la educación, especialmente en aplicaciones de educación médica, donde los estudiantes pueden interactuar desde casa con modelos 3D ven en sus escuelas.

“El futuro de la realidad virtual está inmerso en un entorno que combina el mundo físico y el digital, donde los usuarios interactúan a través de un auricular, su computadora o su dispositivo móvil para jugar con un avatar o aprender una nueva habilidad”, dijo Christopher Dede, profesor. en la Escuela de Educación de Harvard, en un artículo de Harvard Business Review, donde hablan sobre el futuro de la aplicación de realidad virtual en la actualización de los recursos humanos corporativos.

Más profesores virtuales

Asociaciones como la de Future Workplace, firma especializada en asesorar a empresas en la actualización de su capital humano, con Mursion, una plataforma de formación en RV, ya han creado más de 300 cursos y talleres que se aplican en Estados Unidos. Unidos y quiénes son Enfocan en la educación de empresas de todo tipo.

“La realidad virtual puede ser mucho más rentable que las opciones tradicionales de capacitación en habilidades blandas, y hemos descubierto que los empleados toman los programas de realidad virtual hasta cuatro veces más rápido que la capacitación en persona. También informamos que el aprendizaje que tienen con este tipo de herramientas es 1,5 veces más rápido que el aprendizaje a través de libros electrónicos ”, dice un informe de PwC sobre EdTech en los Estados Unidos.

Una empresa estadounidense de servicios financieros, HPE Financial Services, puso a prueba a sus vendedores con un curso complementado con realidad virtual. El resultado fue que 340 representantes lograron jugar con la plataforma y realizaron 30 ejercicios diferentes, y los clientes les dieron los desafíos habituales que tendrían a diario. Al finalizar el curso lograron certificar su nivel.

De cara al futuro, esta tendencia no solo repercutirá en universidades y centros educativos, sino que se perfila como una vertical que las empresas deberán utilizar dadas las circunstancias en las que vive el mundo, la distancia social y la adopción de herramientas digitales.

Según Oscar Fuente, director de la escuela IEBS, se estima que en 2020 el crecimiento de la educación online fue superior al 40% y se espera que para el 2021 este crecimiento continúe.

“Es fundamental dotar al ecosistema educativo y social de herramientas que superen la brecha digital, garantizando la conectividad, la distribución eficiente de los dispositivos y su reutilización, y la formación digital de las familias. De la misma manera que se crearán centros de trabajo para facilitar el teletrabajo, también serán necesarios centros de aprendizaje para brindar a todas estas familias sin acceso a la tecnología el acceso universal a la conectividad y por ende a la educación ”, señaló Fuente.