Ozonoterapia: Preguntas Frecuentes

Ozonoterapia: Preguntas Frecuentes

¿Qué es el ozono?

El ozono es un compuesto químico que consta de tres átomos de oxígeno (O3), una forma muy energética de oxígeno atmosférico (O2) normal (diatómico ). Por tanto, las moléculas de estas dos formas tienen una estructura diferente. 

Por ser un agente oxidante extremadamente poderoso y un desinfectante altamente efectivo, se utiliza en todo el mundo para destruir gérmenes en las instalaciones de tratamiento de agua que abastecen de agua potable.

¿Qué es la ozonoterapia?

El ozono médico es siempre una mezcla del ozono más puro y el oxígeno más puro. Según su aplicación, la concentración de ozono puede variar entre 1 y 100 µg / ml (0,05 – 5% O3). 

El ozonoterapeuta, médico capacitado, determina la dosis completa de acuerdo con la indicación médica y el estado del paciente.

La activación del metabolismo de los glóbulos rojos mejoró el suministro de oxígeno. La activación de las células inmunes que el cuerpo libera son sus propias citoquinas vitales, como las interferonas y las interleucinas. 

Incremento y activación de los propios antioxidantes y captadores de radicales del organismo.

¿Cuáles son sus usos médicos?

  • trastornos circulatorios arteriales (periféricos y cerebrales en particular);
  • revitalización;
  • terapia complementaria en varios tipos de cáncer;
  • debilidad inmunológica general;
  • procesos inflamatorios, por ejemplo artritis;
  • artrosis, afecciones vasculares;
  • procesos relacionados con la edad;
  • inyecciones de ozono para hernias discales.

¿En qué enfermedades se aplica?

  • Trastornos circulatorios;
  • Regeneración y revitalización;
  • El paciente anciano. Prevención y terapia;
  • Enfermedades del ojo;
  • Enfermedad maligna (cáncer);
  • Infecciones micóticas de la piel y lesiones cutáneas infectadas;
  • Heridas infectadas;
  • Enfermedades intestinales: proctitis y colitis;
  • Enfermedades virales;
  • Herpes simple (herpes facial), herpes zoster (culebrilla);
  • Procesos inflamatorios del hígado;
  • Afecciones articulares inflamatorias y degenerativas;
  • Condiciones artríticas/reumáticas;
  • Poliartritis crónica.

¿Qué debo saber como paciente?

Antes de someterse a cualquier forma de ozonoterapia, debe informar a su médico sobre cualquier medicamento o medida dietética especial que esté tomando o haya estado tomando recientemente. 

Solo debe interrumpir un régimen de este tipo si su médico se lo aconseja. También debe saber sobre alergias, enfermedades hereditarias u otras molestias, y cómo se han tratado.

En muchos países, especialmente fuera de Europa, la ozonoterapia no siempre está cubierta por las pólizas de seguro médico o los planes de prestaciones médicas de los empleadores. 

También debe intentar averiguar dónde existen unidades de ozono en su país, qué especialistas capacitados están disponibles y cuánto cuesta el tratamiento. 

La mayoría de las aplicaciones de ozono se realizan en series de hasta 10 sesiones, y en algunas indicaciones puede ser necesaria una segunda o incluso una tercera serie.

Sin embargo, siempre debe recordar que un poco de prevención puede ahorrar un tratamiento a gran escala mucho más costoso más adelante. 

La ozonoterapia es de bajo riesgo y generalmente se aplica como método complementario, aditivo o reparador, es decir, como acompañamiento de tratamientos médicos estándar.