¿Sabes Qué es la Ozonoterapia?

    ¿Sabes Qué es la Ozonoterapia?

    Se trata de una técnica eficiente y también inocua que soluciona casos tan diferentes como las hernias, la artrosis, las úlceras y las infecciones de la piel. Está en pleno apogeo y es parte integrante de la medicina biológica, o sea, de aquella concepción de la salud que busca que el propio organismo consiga solucionar sus trastornos y inconvenientes. Se trata de alentar y fortalecer la capacidad curativa de nuestro cuerpo.
    ¿Sabías que la ozono terapia emplea el oxígeno (preciso para la vida y, por consiguiente, para la salud) como procedimiento terapéutico merced al ozono? Descubre de qué manera te puede asistir el ozono inyectable, exactamente en qué consiste esta técnica puntera y en qué momento hay que descartarla.
    ¿QUÉ ES?
    “Como su nombre señala, es la técnica que emplea el ozono como agente terapéutico para solventar diferentes nosologías, así sea como tratamiento único o bien como terapia complementaria”, apunta la doctora Gloria Rovira, directiva de L’Institut Català d’Ozonoterapia (Centro de salud Quirón, de Barna).
    ¿De qué manera actúa el ozono? Formado por oxígeno, el ozono acrecienta la liberación de este en el organismo. Cuanto más oxigenado está nuestro cuerpo, más sano y fuerte se halla, pues es básico, por poner un ejemplo, para sostener adecuadamente las funciones celulares (reduce el agobio oxidativo o bien oxidación de las células) y para convertir los comestibles en energía, lo que es conocido como metabolismo. De ahí que, el ozono actúa como antioxidante (remoza) y estimula los glóbulos blancos (aumenta las defensas en frente de las infecciones y las células que mutan y se vuelven malignas) y los glóbulos colorados (mejora la función celular y la circulación por lo general).

    ¿Sabes Qué es la Ozonoterapia?


    ¿PARA QUÉ ESTÁ INDICADA?
    “Gracias a las propiedades médicas del ozono, la ozonoterapia puede utilizarse para muchos inconvenientes. Hay que meditar que el ozono tiene efecto calmante y antinflamatorio, es desinfectante (contra hongos, bacterias y virus), reduce el agobio oxidativo… y todo eso repercute de forma positiva sobre nuestra salud”, afirma la doctora.
    Primordiales usos. En la actualidad, la ozonoterapia se emplea para corregir hernias de disco, dolor de espalda y lumbalgias, artrosis de rodilla y cadera, lesiones deportivas, estenosis de canal (estrechamiento del canal lumbar de la columna), fibromialgia, síndrome de fatiga crónica, heridas o bien úlceras que con los tratamientos usuales no cicatrizan, eczemas, herpes simples y zóster, inconvenientes de la piel (espinillas, acne), dificultades de la diabetes, aterosclerosis, dolores de cabeza de diferente clase (circulatoria, de racimo); y como tratamiento de apoyo en oncología y contra la celulitis y la obesidad.
    “Pero asimismo está indicada para todas y cada una aquellas personas preocupadas por su salud y que hacen hincapié en la prevención, y asimismo para quienes aguanten mucho agobio, así sea laboral o bien personal”, agrega la especialista. Y para los fumadores: “Para un enorme fumador no es sencillo parar de fumar, y su organismo tarda bastante tiempo (unos un par de años) en desintoxicarse. El tratamiento con ozonoterapia palía los efectos negativos que este hábito puede provocar en el organismo”.
    Una opción alternativa a los fármacos. El ozono es un gas que se descompone de manera fácil y no deja restos tóxicos en el oganismo, en tanto que se convierte en oxígeno. “Este proceso dura en torno a cuarenta minutos, al paso que sus efectos ventajosos perviven más. No deja restos químicos, de ahí su gran inocuidad, y prácticamente no tiene efectos desfavorables ni contraindicaciones”, aseveran en el Instituto Madrileño de Ozonoterapia. Por esto, la ozonoterapia es una opción alternativa al tratamiento farmacológico usual. “Puede, por servirnos de un ejemplo, llegar a restaurar la lesión y eludir la cirugía en lesiones del aparato locomotor”, afirman en exactamente el mismo centro madrileño.
    Un potente antiaging. Avejentamos pues nos oxidamos. Puesto que bien, “la ozonoterapia estimula de forma eficiente las enzimas antioxidantes propias de nuestro organismo, con lo que suprime los radicales libres responsables del envejecimiento celular y de los procesos degenerantes relacionados con la edad”, afirma la especialista.
    ¿EN QUÉ CONSISTE UNA SESIÓN?
    “Habitualmente, las sesiones de ozonoterapia son plenamente ambulatorias; solo en el tratamiento de la hernia discal se precisa el ingreso en el centro de salud, mas este acostumbra a ser de medio día, nada más”. De ahí que, el número de sesiones precisas cambia de un inconveniente a otro.
    Por vía externa o bien interna: “Como el abanico de enfermedades que puede tratar es amplísimo, la manera de administración cambia para, exactamente, ajustarse a las necesidades de cada una”, afirma la especialista. Mas sobre todo resaltan 2 formas de administración: local, en la que se pone sobre la zona en cuestión una campana plástica o bien de cristal donde se deja fluir el ozono, y que se emplea sobre todo para las úlceras, y sistémica, o sea, en la que se inyecta el ozono a fin de que ejercite su acción desde el interior. En un caso así, puede consistir en una inyección intramuscular, subcutánea, paravertebral, intrarticular, intradiscal…, dependiendo del inconveniente. Se efectúa en la consulta médica y bajo un calmante local.
    En este conjunto, un procedimiento muy empleado es la autohemotransfusión, consistente en extraer sangre venosa del propio paciente para tratarla con ozono y su siguiente transfusión. ¿Qué se logra de esta manera? “La autohemoterapia aumenta la capacidad de la sangre para absorber y transportar más oxígeno a nivel de todo el organismo, con lo que se logra tanto una mejora en la circulación sanguínea como en todas y cada una de las funciones celulares”, afirma la doctora Rovira.
    ¿QUIENES PUEDEN BENEFICIARSE DE ELLA?
    Cualquier persona. No existe ninguna franja de edad en la que se deban tener cautelas singulares. “De hecho, es al contrario: personas con hipertensión, diabéticas o bien con osteoporosis, que no pueden percibir otros tratamientos, pueden ser tratadas con ozonoterapia, en tanto que esta no va a alterar el azúcar en sangre o bien la tensión arterial”, explica la especialista.
    ¿CUÁNDO NO ES RECOMENDABLE?
    Solo en casos de enfermedad grave en los que el médico lo descarte. “Y, como es lógico, si se sufre alergia al ozono, se ha sufrido últimamente un infarto, se está encinta, en casos de enfermedades del tiroides no controladas farmacológicamente o bien en el fauvismo, que es un género de anemia”, añade la doctora Rovira.
    Por otro lado, tratándose de hernias de disco, “la ozonoterapia se descarta en casos de ciática paralizante o bien compresión de cola de caballo (el ‘aplastamiento’ de múltiples raíces del nervio lumbosacral). En estos casos, por su gravedad, hay que asistir a la cirugía inmediata”, apostilla la especialista.
    ES UN MÉTODO MUY SEGURO
    Para la doctora Gloria Rovir: “La ozonoterapia no acostumbra a presentar dificultades, es una técnica muy fiable y segura, mas, como en todos y cada uno de los tratamientos, el adecuado diagnóstico y la experiencia del especialista en su manejo son indispensables en el momento de conseguir buenos resultados médicos, en tanto que, por servirnos de un ejemplo, la punción intradiscal que se precisa para tratar las hernias discales requiere un grado de habilidad que solo se adquiere tras haber efectuado muchas. De ahí que, es preciso ponerse en manos especialistas. Hay siempre y en todo momento que asegurarse de quién nos tratará y cuál es su trayectoria. Hay que eludir el intrusismo y las malas prácticas”.